22 marzo 2008

21 de marzo DIA INTERNACIONAL DE LA DISCRIMINACIÓN RACIAL



Por una igualdad real

La historia conoce numerosas atrocidades y genocidios en nombre de una pretendida superioridad racial. Lamentablemente, también a pequeña escala y a veces muy cerca de nosotros escuchamos o vemos actitudes que nacen del mismo y desacertado error: la desigualdad. Es nuestro deber corregir esta dificultad desde los años de la formación de los niños.

En 1966 por medio de la resolución 2142, la Organización de las Naciones Unidas proclamó el 21 de marzo como "Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial" en conmemoración de un episodio ocurrido ese mismo día del año 1960. En aquella oportunidad, en Sharpeville (Sudáfrica), la policía disparó contra una manifestación pacífica que se realizaba para protestar contra las leyes a favor del apartheid.

Al proclamar este día, la Asamblea General de la ONU exhortó a la comunidad internacional a que redoblara sus esfuerzos por eliminar todas las formas de discriminación racial. Para el año 2003, el tema elegido para conmemorar la fecha es "La potenciación de la juventud para luchar contra el racismo", por medio del cual la ONU invita a los niños y jóvenes a aprender y actuar contra la discriminación racial, un problema que en mayor o menor escala nos involucra a todos los habitantes de la tierra.


Igualdad, justicia y dignidad

La Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial (fechada en Nueva York el 13 de julio de 1967 y aprobada por la República Argentina según la ley 17.722) describe como "discriminación racial" a "toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico, que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública".

Asume la ONU que, si bien es cierto que en los últimos 50 años (desde la adopción en 1948 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos) la comunidad internacional ha logrado grandes avances en su lucha contra la discriminación racial, todavía el sueño de un mundo libre de diferenciación motivada en la diversidad racial está a mitad de camino.

Términos atroces como "purificación étnica" o "raza superior" siguen resurgiendo en algunos rincones del mundo, como si fuera de algún modo posible la ilusoria idea de un sector de la población humana superior al resto. Contra esta locura debemos oponer e inculcar nuestro raciocinio, porque cuanta mayor complejidad toma la violencia racial, mayor es el desafío para todos nosotros, y por eso el espíritu y la convicción que debemos transmitir es que somos todos miembros de una misma familia humana.

La humanidad afronta hoy terribles problemas: los refugiados, la desprotección de las minorías, el tráfico de personas, los conflictos étnicos, la imposibilidad de un desarrollo social para los grupos más vulnerables.

Es difícil que desde nuestra posición podamos lograr una injerencia tal que pueda mitigar estos males, pero hay sin embargo cuestiones a menor escala en las que cada uno de nosotros podemos intervenir.

De hecho, el artículo 7° de la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial (suscripta por nuestro país) dice que "los Estados partes se comprometen a tomar medidas inmediatas y eficaces, especialmente en las esferas de la enseñanza, la educación, la cultura y la información, para combatir los prejuicios que conduzcan a la discriminación racial y para promover la comprensión la tolerancia y la amistad entre los diversos grupos raciales o étnicos". Ese es nuestro desafío, y nuestro compromiso.

En el caso de los chicos, es probable que no sea tan notorio un acto discriminatorio con respecto a la raza (aún no tienen muy en claro las diferentes condiciones o características raciales), pero los educadores (padres y maestros) debemos tener siempre en cuenta que el ejercicio no discriminatorio, como forma de vida que tiende al bien común, debe comenzar con la corrección y ayuda en lo cotidiano, en todo tipo de actos desiguales hacia todo lo que es simplemente distinto. Por allí empieza la igualdad. El niño que aprende a vivir en igualdad reconociendo amigos distintos -con anteojos, demasiado altos, demasiado gordos, rubios, morochos, en silla de ruedas, etc.-, guardará la misma objetividad cuando tenga que hacer algún análisis en el futuro.

Así, desde un principio, lograremos desterrar la maligna semilla de la discriminación.

Más información:
www.un.org
www.escolares.com.ar

1 comentario:

delfin en libertad dijo...

Es terrible y muy triste darse cuenta que en pleno siglo 21, todavía se den casos de discriminación, en algunos de mis relatos ambientados en el caribe, en el puerto de Limón donde pasé mi infancia, hago énfasis y realzo las virtudes de los negros, aunque viví en carne propia el racismo por ser demasiado blanca en aquellos entonces en la escuela, mis mejores amigas eran negras con las que me sentí a gusto y llegué a querer, tanto así que le dediqué un post: Promesas a una de ellas. El ser gordita, pequeñita o muy altos o flacos no debe hacer la diferencia. Tengo una dos bellísimas sobrinas mulatas, preciosas como soles. Saludos.

f

Las diferencias nos enriquecen ......

Arco Iris

No sería hermoso el arco iris, si un color le faltara.

Si sólo un color tendría, no sería un arco iris.

El arco iris ,viene a ser la diversidad de personas y de culturas.

Cada color del arco iris aporta algo: su belleza en el conjunto al que pertenece.

Cada persona, con sus características únicas aporta a su semejante, lo que éste no posee, porque es diferente.

CADA SER ES VALIOSO

DESDE EL HECHO DE SER

ÚNICO Y DIFERENTE A LOS DEMÁS...



Stella Maris Taboro














Lamento


Lamento

que quienes hablan
no miren a los ojos,

a quienes no atienden el lenguaje
y se encierren en su yo.

Lamento

A quien sólo a si se escucha
y su indómito oído
en la indiferencia se durmió .


Del libro "Olas del silencio" - Stella Maris Taboro


.




Vi una bella flor


Vi una bella flor

no era cualquier bella flor
envenenó mis manos
sin compasión.

Vi una bella persona
me impactó tu exterior
más me impresionó
su vacío interior.

Stella Maris T.

















CCLXXVI


Elegí un lugar
muy cerca del cielo
donde el sol abrasa y las nubes abrigan,
lejos del dolor y la tristeza
lejos del hambre y de la guerra.

Cerca del cielo
donde los niños juegan en paz
sin importarles
el color,la religión,las ideas
que dividen a los hombres .


(Stella Maris Taboro ,del libro : Burbujas del alma"





eliminando murallas

eliminando murallas
al oleo - GLADYS TABORO

La leyenda del arco iris

Cuentan que hace mucho tiempo los colores empezaron a pelearse. Cada uno proclamaba que él era el más importante, el más útil, el favorito.

El verde dijo: “Sin duda, yo soy el más importante. Soy el signo de la vida y la esperanza. Me han escogido para la hierba, los árboles, las hojas. Sin mí todos los animales morirían. Mirad alrededor y veréis que estoy en la mayoría de las cosas”.

El azul interrumpió: “Tú sólo piensas en la tierra, pero considera el cielo y el mar. El agua es la base de la Vida y son las nubes las que la absorben del mar azul. El cielo da espacio, y paz y serenidad. Sin mi paz no seríais más que aficionados.

El amarillo soltó una risita: “¡Vosotros sois tan serios! Yo traigo al mundo risas, alegría y calor. El sol es amarillo, la luna es amarilla, las estrellas son amarillas. Cada vez que miráis a un girasol, el mundo entero comienza a sonreír. Sin mí no habría alegría”.

A continuación tornó la palabra el naranja: “Yo soy el color de la salud y de la fuerza. Puedo ser poco frecuente pero soy precioso para las necesidades internas de la vida humana. Yo transporto las vitaminas más importantes. Pensad en las zanahorias, las calabazas, las naranjas, los mangos y papayas. No estoy, todo el tiempo dando vueltas, pero cuando coloreo el cielo en el amanecer o en el crepúsculo mi belleza es tan impresionante que nadie piensa en vosotros”.

El rojo no podía contenerse por más tiempo y saltó: “yo soy el color del valor y del peligro. Estoy dispuesto a luchar por una causa. Traigo fuego a la sangre. Sin mí la tierra estaría vacía como la luna. Soy el color de la pasión y del amor; de la rosa roja, la flor de pascua y la amapola”.

El púrpura enrojeció con toda su fuerza. Era muy alto y habló con gran pompa: “Soy el color de la realiza y del poder. Reyes, jefes de Estado, obispos, me han escogido siempre, porque el signo de la autoridad y de la sabiduría. La gente no me cuestiona; me escucha y me obedece”.

El añil habló mucho más tranquilamente que los otros, pero con igual determinación: “Pensad en mí. Soy el color del silencio. Raramente repararéis en mí, pero sin mí todos seríais superficiales. Represento el pensamiento y la reflexión, el crepúsculo y las aguas profundas. Me necesitáis para el equilibrio y el contraste, la oración y la paz interior.

Así fue cómo los colores estuvieron presumiendo, cada uno convencido de que él era el mejor. Su querella se hizo más y más ruidosa. De repente, apareció un resplandor de luz blanca y brillante. Había relámpagos que retumbaban con estrépito. La lluvia empezó a caer a cántaros, implacablemente. Los colores comenzaron a acurrucarse con miedo, acercándose unos a otros buscando protección.

La lluvia habló: “Estáis locos, colores, luchando contra vosotros mismos, intentando cada uno dominar al resto. ¿No sabéis que Dios os ha hecho a todos? Cada uno para un objetivo especial, único, diferente. Él os amó a todos. Juntad vuestras manos y venid conmigo”.

Dios quiere extenderos a través del mundo en un gran arco de color, como recuerdo de que os ama a todos, de que podéis vivir juntos en paz, como promesa de que está con vosotros, como señal de esperanza para el mañana”. Y así fue como Dios usó la lluvia para lavar el mundo. Y puso el arco iris en el cielo para que, cuando lo veáis, os acordéis de que tenéis que teneros en cuenta unos a otros.













Se abre el dia,! aspiremos su aroma!

pintor






ANGELITOS NEGROS


Pintor nacido en mi tierra
con el pincel extranjero
pintor que sigues el rumbo
de tantos pintores viejos.


Aunque la Virgen sea blanca
píntame angelitos negros,
que también se van al cielo
todos los negritos buenos.

Pintor, si pintas con amor,
por qué desprecias su color,
si sabes que en cielo
también los quiere Dios.


Pintor de santos de alcoba,
si tienes alma en el cuerpo,
porque al pintar en tus cuadros
te olvidaste de los negros.


Siempre que pintas iglesias
pintas angelitos bellos,
pero nunca te acordaste
de pintar un ángel negro.


Letra: A. Eloy Blanco










LA LLUVIA Y EL VIENTO

CURSOR

Free Humming Bird MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com


Si unimos nuestras manos,

si nos encontramos
en las miradas,

la sangre gritará
que somos hermanos...











¿Por qué te crees un águila
surcando altos cielos
y te olvidas de tu hermano
que sufre allá abajo?


Beso de la nieve
en algunos lugares

Beso de agua clara,

quiero en todos
los lugares.

S.M.T.

Datos personales



Poemas para leer y reflexionar



21 de marzo: día de la poesía:

“ La poesía es una pintura
en el lienzo del poeta”

Stella Maris Taboro


El amor en el centro


Encontré una esfera
que se llama amor
no fue suficiente verla
quise ver su interior.

Danzaban allí
en alianza matrimonial
el señor Respeto con la Responsabilidad.
Aplaudían los invitados
doña Tolerancia y la Libertad
y reían felices la Cooperación y la Paz
Mas allá disfrutaban
la Sinceridad con la Honestidad.

¿ Que haré con esa esfera?
me pregunté
si tanto valores tienen
aunque no se ven.

No se ven , pero se sienten,
son como el aire
no lo puedes tocar
pero si los atrapas en tu interior
estás eligiendo , vivir mejor.

(del libro "Pétalos en el viento"Stella Maris Taboro

La diversidad enriquece

La  diversidad  enriquece

Gracias por tu visita